El amor es una característica de Dios que los humanos pueden imitar